lunes, 6 de septiembre de 2010

Kafka en la orilla

No hay mejor comienzo que visitar al maestro Murakami, con sus complejidades y sus geniales formas de describir sus extraños y oscuros personajes. Como dice él, "el lenguaje es un intrumento para comunicarse". Veremos si con Kafka en la orilla es capaz de lograrlo.

Está claro que Murakami no deja indiferente a nadie. O te apasiona o te aburre soberanamente. Veremos qué opinan mis ilustrados seguidores.

Os cito aquí, el 1 de octubre para despellejar semejante novela.


1 de octubre de 2010:

llegó la hora ¿quién lo ha leido? ¿qué le ha parecido?.

54 comentarios:

  1. En vista de la genial acogida de la primera propuesta de mi otro blog con "ensayo sobre la ceguera", me he animado a crear un blog específico sobre críticas literarias. Simplemente para opinar de qué nos parecen esos libros que con tanto entusiasmo leemos y que tantos sentimientos nos despiertan, unas veces agradables, otras, no pocas, de aburrimiento.
    Gracias, de antemano, por participar.

    ResponderEliminar
  2. Uf. Te has buscado uno difícil. Intentaré espiar a Cuervo especialmente. No prometo nada. De momento mañana lo compraré.

    ResponderEliminar
  3. Lo leí esta pasada primavera, así que con tu permiso, por aquí andaré para dar mi opinión...

    Te encontré en el blog de Stultifer, somos compañeros de fatigas, je, je, je, je...

    SaLu2

    X

    ResponderEliminar
  4. Hola Sommer, como ya has visto tengo entremanos dos libros (gorditos) así que para este mes no me va a dar tiempo de leer el que propones, o si... quien sabe. Tomo nota por si acaso. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. para empezar tienes la plantilla como la mía, buen gusto. Te he visto en el blog de Anna, y estoy de acuerdo en que si dios existe es un hijo de p. Pero no existe, más que en el miedo de la gente a que no haya después. Enhorabuena por tu blog.

    saludos.

    ResponderEliminar
  6. Has tenido una estupenda idea! siempre que me haya leído el libro vendré por aquí a decirte cosicas si señor...

    Besicos

    ResponderEliminar
  7. anda, voy a tener que comprarmelo, jajaja, pero Murakami es lo que dices,yo lo adoro.
    a ver si llego.
    besos

    ResponderEliminar
  8. No me preguntes dónde... pero lo he encontrado en internet. 553 páginas que me ocuparán septiembre vacacional. Saludos

    ResponderEliminar
  9. La dejé a medias, creo que fue cuando empezó a hablar sin parar un gato, hojas y hojas hablando el gato...
    En cambio conozco a quien le ha gustado mucho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Buena iniciativa con tu nuevo blog...¡Me apunto!

    ResponderEliminar
  11. Me parece una idea estupenda este nuevo blog!... esta vez no opino, porque estoy "pez"... A ver los próximos...

    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Me fascina el maestro Murakami mi libro preferido es Tokio Blues.

    Me encanta que te atrevas a presentarnos escritores.


    Te abrazo.

    ResponderEliminar
  13. No te prometo nada, porque no doy a basto, pero lo voy a intentar...

    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  14. Estupenda tu idea de hacer un nuevo blog.

    De momento, estoy muy enfrascada con la novela policiaca, pero seguro que leeré algo de lo que propongas.
    Este verano me ha dado por meterme con Henning Mankell y su inspector Wallander, y ahí sigo la mar de entretenida.

    Un saludo y muchos éxitos con tu nuevo proyecto.

    ResponderEliminar
  15. STULTIFER: no tengo más remedio que preguntarte dónde. Hijo, dame una pista.

    ResponderEliminar
  16. Yo lo lei y el primero de octubre me tendras aqui como un reloj
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. No dispongo del tiempo que quisiera pero, más de un libro de los que aconsejas, intentaré leer.
    También pasa que tengo otros libros pendientes por leer.
    Una buena propuesta, Sommer.
    Un abrazo de Mos desde mi orilla.

    ResponderEliminar
  18. Yo estoy muy limitado, aquí no hay donde comprar un libro, y en la biblioteca son mas bien viejos, y la otra verdad es que cada vez soy mas flojo para leer fuera del ordenata...jajajaja
    Pero vendré por aquí para aprender.
    Salud

    ResponderEliminar
  19. Pues esta vez creo que no participaré, pero espero que en la próxima sí pueda... ahora tengo algo de lío. Genial el blog, ya me he hecho seguidora. ^^
    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  20. Hola , vengo del blog de VOZ DORMIDA y he de decirte que me parece un proyecto muy bueno y prometedor, me pasaré e iré intentando leer lo que se propone...gran idea, por cierto si el tiempo me lo permite, haré lo que pueda....un saludo...

    ResponderEliminar
  21. Ya lo tengo. A ver si me da tiempo. Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Hola Amigo Somer:

    Vengo a darte las gracias por pasar por la Hacendilla, me perece muy interesante lo que propones, en este caso no puedo opinar ese libro no lo he leído.

    Un Saludo!!

    ResponderEliminar
  23. Voy a buscar ese libro, si lo consigo, estaré a partir del día 1 por aqui.
    Buena propuesta.

    ResponderEliminar
  24. Hola Sommer,
    Te comprendo y me das envidia si. A mi me gustaría vivir en una casa rodeada de verde y a la vera de un rio, date cuenta que soy de Santander, aunque ya llevo más de la mitad de mi vida en MADRID.
    Con respecto a Murakami, me compré hace mucho "Sauce ciego, mujer dormida" veinticinco relatos, leí alguno y lo dejé por ahí, "Toni Takitani" no logró engancharme. Al mismo tiempo me compré Pricipinates de Carver y aunque ya había leído la versión original "De que hablamos cuando hablamos de amor" esta era una ocasión especial para volver a leer todos los cuentos sin recortes, sin correcciones y mutilaciones de su editor. Así pues, Murakami tendrá que esperar.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  25. pues...no creo que me de tiempo de leerlo, aunque lo intentaré...me gusta la propuesta!!
    Un besooo!!

    ResponderEliminar
  26. Lo he terminado hoy mismo y ya tengo unas líneas escritas. Volveré el 1 de octubre por aquí.

    ResponderEliminar
  27. Ais... este de Murakami (me apasiona este autor) aun no me lo he leido pero es deuda pendiente... vale... lo subiré unos puestos en la lista... No me va a dar tiempo para el 1 de octubre pero bueno, vendré a ver... ;)

    ResponderEliminar
  28. Pues como soy muy mala para las fechas, con tu permiso me adelanto.

    Soy de las que adoro a Murakami, he leído todo lo que se ha publicado de él, hasta un libro que habla de por qué corre, yo que no soy nada deportista.

    El único que se me ha atravesado es: "El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas" y eso que el título prometía.


    A ver si me acuerdo de venir para el debate del que propones, pero de entrada te adelanto que es una de mis novelas favoritas.

    Hay muchos personajes fascinantes en este relato poético y surrealista, pero mi preferido es el viejo Nakata, capaz de hablar con los gatos.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  29. Estoy liadísimo, con otro entre manos, veremos el del próximo mes.
    Un beso, Sommer.

    ResponderEliminar
  30. Yo lo lei hace tiempo y aqui va mi opinion:
    Empece a interesarme por Murakamoi despues de leer "tokio Blues2 que me parecio una muy interesante y bonita novela.
    Mi siguiente paso fue leerme kafka en la orilla:tengo que decir que añl p'rincipio me engancho muchisimo pero llega un punto de la novela en que empezo a decaer enormemente de interes para mi.El autor quiere jugar con lo onirico,lo metaforico y lo poetico,pero para mi gusto se le va la mano y la novela que apuntaba una prometedora historia,acaba convirtiendose en un maremagnum que no sabes muy bien a donde va ni que pretende
    Asi que para mi es una novela fallida....aunque se que algunos me colgaran por hereje

    ResponderEliminar
  31. Hay que tener conocimientos de la cultura de Japón para adentrarse en la lectura de este libro. La traducción es visiblemente mala y repetitiva en terminología: “asiento”, la acción de afirmar es muy redundante e interfiere en la lectura cuando aparece. Al igual ocurre con palabras como “titilar” o “vívida” o “limpidas”. Por otra parte, la traductora considera que no hay que traducir los nombres de los alimentos que van sucediéndose, y, sin embargo, decide que el nombre del coche “Familia” debe estar en español.
    Sobre la lectura sería sencillo resaltar que es simple y fácil, pero no deja de ser un cuento tipo “El viaje de Chihiro” que no tiene un final racional. Es incomprensible el cambio radical que hay en el regreso de Kamura del bosque para entablar una conversación sobre tablas de surf. Por otra parte, aún sigo pensando qué ocurre con los niños de los primeros capítulos que buscan setas.
    Cada personaje no sabe solucionar sus problemas por él mismo, todos necesitan una especie de ángel custodio, siempre más listo que él y más decidido.
    El libro es simplemente para pasar el rato si no se tiene nada que hacer. A pesar de las buenas críticas que ha recibido, a pesar de que amistades también me hablaron bien del escritor, dudo que sea esta autor el que esté entre mis lecturas favoritas. A todo escritor se le puede ir la cabeza, pero a éste se le ha ido sin conocimiento de causa, lo que hace que nos deje, a los lectores, con un vacío tras la lectura de sus textos.
    Mi calificación sobre 10 sería un 6.

    ResponderEliminar
  32. Completamente de acuerdo con el pormenorizado analisis del amigo stultifer

    ResponderEliminar
  33. Juanjo, Stultifer: No me atrevo a contradeciros, ni si quiera estoy seguro que yo piense lo contrario de esta novela. Lo que está claro, es que Murakami no es un autor fácil. Su manera de escribir, por cercana a veces parece demasiado lejana. Tokio Blues es mucho más sencilla de leer y comprender que kafka en la Orilla. Ni punto de comparación. Creo que con esta última se le va un poco de la mano la mezcla entre sueño y realidad, lo que hace que, por momentos, pierdas la noción de lo que es verdad o imaginación. Quizá el maestro Murakami pretendiese eso, precisamente confundirmos y hacer trabajar la mente.
    Sus personajes, por otro lado, me parecen magníficos ejemplos de la complejidad humana y de los prejuicios que sin darnos cuenta, levantamos a nuestro alrededor.
    En definitiva, a mi la novela, aún siendo compleja, me parece espléndida.

    Por cierto Juanjo, aquí, no se permitirá que nadie tilde de hereja a nadie por el simple hecho de mostrar su punto de opinión sobre una novela. Precisamente se pretende eso: el debate.

    Muchas gracias por participar.

    ResponderEliminar
  34. Tesa: comparto contigo tu gusto por Murakami. Hace unos años que llegó a mis manos una de sus obras, y desde entonces, es uno de mis autores cabecera. Como he comentado antes, es cierto que no es un autor fácil, y Kafka en la orilla es una buena prueba de ello. A mi, quizá me ha gustado más Tokio Blues, pero esta, a mi juicio, es una novela muy redonda y sobre todo y por encima de todo, que te hace pensar. No es una novela para pasar una agradable tarde de domingo. Esta novela, te obliga a seguirla muy detenidamente, e incluso releer varias veces algunos párrafos para poder seguir el hilo de manera segura.
    Muchas gracias por participar.

    ResponderEliminar
  35. Tarde pero llego. Lo terminé anoche.
    Bueno, pues a mí si me ha gustado. El final reconozco que me ha costado un poco, pero en general la novela me ha gustado mucho. Los personajes me parecen fascinantes, las historias que se cruzan en no sabemos qué espacio/tiempo, me han atraído sobremanera.
    Gracias SOMMER por la recomendación, creo que no hubiera llegado a este libro de otra manera. Besos a todos los lectores.

    ResponderEliminar
  36. Stultifer: No había caido en el episodio de los niños del bosque, y es verdad ¿qué carajo habrá pasado con ellos?...
    En fin, otro de los enigmas de esta fascinante novela...

    ResponderEliminar
  37. Nieves: nada de tarde, los comentarios siempre estarán abiertos para el que quiera comentar cuando lea la novela. Lo cierto es que Murakami es un autor fascinante. Suelo insistir en que o te fascina o te aburre soberanamente. Me alegro de que, en tu caso, haya sido lo primero.

    ResponderEliminar
  38. Bueno, andaba yo buscando un blog titulado Criticando que es gerundio y pone que desapareció, pero he pillado éste otro que para el caso es lo mismo, así que aquí va mi opinión:

    En primer lugar decir que divido éste mensaje en dos o tres partes por falta de espacio:

    No suelo leer literatura nipona (japonesa) porque la mayoría de las veces suelen terminar ocurriendo dos casos que me repelen altamente, y en tales casos cierro el libro y lo dejo tal cual, ¿cómo una persona que entiende a la perfección aquello de la “Urgencia de la vida”, puede permitirse el lujo de perder su precioso tiempo con tales fruslerías en el mundo de la literatura?. Estos son los dos casos: en primer lugar, suelen andarse por las ramas con vanas descripciones acerca de futilidades, meramente decorativas, que carecen de poca o ninguna importancia en el contexto de la historia. Y en segundo lugar, que casi siempre terminan abusando de un ridículo exceso de desbordante y pueril fantasía, inocua y estéril; como si mezclaran el mundo del manga en la literatura, o como si no hubieran sabido despegarse de él. Debido a mi elevada actitud crítica, he de decir que no me ha gustado debido a varias “inconveniencias y defectos” que saltan a la vista, amén de que obviamente cumple los dos casos anteriormente citados.

    sigue...

    ResponderEliminar
  39. Primer punto
    La novela trata de un quinceañero que se escapa de casa debido a problemas familiares y lo que le va aconteciendo según transcurre la historia, pero vamos a ver una cosa, un detalle que de cierto presupongo que poca gente habrá notado: estamos hablando de un chaval de quince años pero en Japón, y que yo sepa es ahí y solamente ahí donde se dan esos extraños casos de chavales adolescentes y veinteañeros que padecen el síndrome aquel denominado “hikikomori”, es decir, chavales jóvenes la mayoría varones que se quedan aletargados en sus dormitorios sin salir, y Murakami nos presenta de un modo totalmente natural, a un chaval de quince años que se escapa de casa como si tal cosa fuera el pan nuestro de cada día en aquel país, me cuesta mucho pensar en el realismo de la situación... Esto para empezar.

    Segundo punto
    Pero esa es la mitad de la novela, puesto que Murakami ha juntado dos historias que según uno avanza leyendo presupone que en algún punto del relato coincidirán, ya sea por A o por B, o por Y. La otra mitad nos narra la historia de un viejo decrépito y subnormal profundo, que se dedica a buscar gatos y de paso a mantener conversaciones con ellos, poco me interesan a mí los principios de demencia senil de un viejo de tal calaña; para resolver el tema Murakami se inventa unos extraños sucesos acaecidos durante la infancia del susodicho vejestorio. Así que tuve que luchar durante varios capítulos para no abandonar la lectura.

    Tercer punto
    Obviando la mitad referente al viejo loco, decir que además a Murakami no se le ocurre nada peor que narrar las peripecias del chaval fugitivo en primera persona, y en vez de cuidar el “lenguaje” y el “pensamiento” adecuados para tal edad, da rienda suelta a la propia vida de un adulto cincuentón como él, reflejando en el muchacho sus propios gustos, disgustos e incluso frustraciones sexuales, dando como resultado una mente enfermiza increíble en un chaval de tan temprana edad que apenas ha roto el cascarón; incluso el estilo musical predilecto del muchacho es totalmente ajeno a tal edad, (obviando la única cita plausible, los Radiohead), todos los demás son grupos setenteros y una extraña insistencia al Prince del “Little Red Corvette” (tema que por lo visto a Murakami le pone cachondo)...

    sigue...

    ResponderEliminar
  40. Cuarto punto
    Del mismo modo que desestabiliza la historia narrando la personalidad y el carácter de un cincuentón bajo la apariencia de un chaval de quince, peca de nuevo con el mismo defecto otorgando datos, personalidades confusas y abuso de citas de otros de autores, en otros personajes de la novela, liando aún más la poca veracidad que propone su lectura, y recordando por ende al lector que simplemente asistimos a la vanagloria de un escritor de pacotilla matando el tiempo libre de esta vulgar manera: aberración y vergüenza entre los escritores habidos y por haber...

    sigue...

    ResponderEliminar
  41. Quinto punto
    Los capítulos finales quedan reservados al mundo onírico y fantasioso de una mente desquiciada, que no ha sabido resolver la situación de una historia nada convincente y que en última instancia lo único que llega a provocar son bostezos y ganas de abandonar la lectura una y otra vez. Por otra parte, es preferible conocer bien el país nipón para situarse adecuadamente con la larga lista de términos usados en la novela referentes a comidas y lugares de allí. Si tuviera que destacar algo “positivamente” de entre toda la morralla encerrada en esas casi seiscientas páginas, sería la crítica despectiva hacia el emperador japonés que durante la segunda guerra mundial tuvo que bajarse los pantalones y confesar que él no era dios, como tal pretende la costumbre nipona (1). O también, las reflexiones sobre el tema de la “libertad”, algo tan degradado en el país nipón... Resumiendo, le doy un 2 de 10 puntos...

    (1)“Dios sólo existe en la mente de los hombres. Y especialmente en Japón, para bien o para mal, en lo que respecta Dios somos muy flexibles. Una prueba de ello es que el emperador, que era Dios antes de la guerra, al recibir del comandante del ejército de ocupación, el general MacArthur, la orden: "¡Deja ya de ser Dios!", le contestó: "¡Vale! Ya sólo soy una persona normal, y, desde 1946, dejó de ser Dios. El Dios de Japón era así de fácil de ajustar. Viene un militar norteamericano con gafas de sol y una pipa barata entre los dientes, le da una simple orden y Él cambia de naturaleza. Eso es el no va más de la posmodernidad. Si crees que existe, existe. Si crees que no existe, no existe”.

    Esa es mi opinión...

    SaLu2

    X

    ResponderEliminar
  42. Xim: no me atrevo a llevarte la contraria con una disección tan perfecta de la novela, pero si quisiera reflexionar sobre alguno de tus corolarios:
    1.¿No crees que Murakami, precisamente lo que buscaba con lo onírico de algún capítulo, es hacernos pensar sobre lo confuso que puede llegar a ser el pensamiento humano?
    2. Los adolescentes japoneses no son todos parásitos de la sociedad, aletargados y anti-sistema. Digo yo, que algún adolescente descarriado abrá ¿no?. (Esto te lo digo, desde el más completo desconocimiento de la cultura nipona).
    3. Si en algo estoy de acuerdo contigo, es en lo poco creible que resulta que un chaval de 15 años, tenga unas reflexiones tan profundas y unos conocimientos filosóficos de la vida tan.. podríamos denominarlos "maduros".
    4. A mi el personaje de Nakata, en contra de lo que a ti te pareció, me parece muy acertado, y encaja, a mi profano juicio, perfectamente con la alocada y a veces ingrávida novela.

    Muchas gracias por participar y perdón por el cambio de nombre del blog (es que no me acaba de gustar el otro).

    ResponderEliminar
  43. Sommer, puedes llevarme la contraria en todo lo que precises necesario, eso sí, siempre que puedas refutarme o rectificarme, esas son las reglas del juego, ¿no?... Yo, encantado de la vida de enmendar lo que haga falta, faltaría más...

    -1- No, no creo que Murakami haya metido lo "onírico", (sobre todo en la parte final y en el rollito de la piedra), para hacernos pensar sobre lo confuso del pensamiento humano, más bien he llegado a pensar que el confundido es él, y que a medida que iba leyendo yo la novela presentía que éste hombre se estaba perdiendo en el rumbo que debían tomar los personajes. Esto, obviamente, es una mera opinión subjetiva, por lo tanto nos podemos quedar cada uno con nuestras respectivas razones...

    -2- Adolescentes descarriados los hay también en Japón, evidentemente, esa es una realidad absoluta, pero eso de "escaparse de casa", como que no, créeme, sería un caso entre un millón, o al menos, en los más de ocho años que pasé viviendo allí, jamás me enteré de un solo caso, te doy mi palabra; en cambio, me reitero en lo del aletargamiento en sus madrigueras, una especie de "enfermedad" que sólo ocurre en ese país, por lo tanto, el contraste es chocante...

    -3- Efectivamente, eso me chocó mucho, es un cometido muy difícil de lograr para un escritor el hecho de enfrentarse a que un personaje hable según le corresponda a su edad, o sus conocimientos, o su sexo o país de origen. Por citar un ejemplo: jamás en la vida pueden hablar y pensar igual un viejo campesino de Soria, que una joven abogada de Madrid, ¿verdad?, pues eso...

    -4- A mí el personaje de Nakata me puso muy nervioso, principalmente por su total inutilidad en gran parte de la novela, ya me dirás qué diantres de relación guardan sus conversaciones con los felinos, pero bueno, como bien dices, encaja perfectamente con la "alocada y a veces ingrávida novela", ahí has dado en el clavo...

    Miraré de pillar en la biblioteca el próximo título que has sugerido, seguimos leyéndonos, gracias por tu visita y felicidades por el blog, te he metido en mi lista de blogueros interesantes por si alguien más se anima...

    SaLu2

    X

    ResponderEliminar
  44. ¡¡Hola!!
    Antes que nada, gracias por pasarte por mi blog. Curiosamente este es el libro que me estoy empezando a leer a ahora y no sé yo si lo terminaré, no ha logrado engancharme desde el principio. Si logro terminarlo y mi memoria se acuerda te comentaré que me ha parecido.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  45. Ante todo, enhorabuena por tu idea, Sommer. Leer un libro y compartir esa experiencia me parece genial.
    Me inicié con "Sauce ciego,.." en Murakami. Me gustaron muchos de sus cuentos y decidí seguir leyendo otros más. Este verano cayó enterito "Kafka..." Bueno, me chocó mucho que la traducción no estuviera a la altura, por eso pensé en la dificultad para traducir no una lengua, sino una cultura.
    El libro lo terminé, y eso es ya mucho. Es curioso, con personajes originales, vamos, raros. Me quedé con las ganas de más Sr. Saeki.
    Sommer, ha sido una suerte encontrar a Xim, su extensa crítica ha sido muy reveladora. Contar con Stultifer, también es una suerte.
    Ya me estoy preparando con el libro de Almudena, precisamente lo leí antes de "Kafka..."
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. de Murakami leí Tokio Blues y ese me gustó :D ...q tal es este?

    ResponderEliminar
  47. Mateo: gracias por comentar, amigo mío.
    Sauce Ciego no lo he leido, pero las críticas que he leído hablan bastante bien de él. Cierto que la traducción de Kafka en la orilla no esté a la altura de la novela, que dicho sea de paso, a mi me parece excepcional. La Sra. Saeki era enigmática y no me parece que necesite más protagonismo para ser una pieza imprescindible en la novela.

    P.D.Es una suerte contar con gente como Xim y como Stultifer, enriquecen el blog... Pero no es menos cierto que para mi, todos sois importantes y vuestra aportación igual de interesante.
    Un abrazo y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  48. Carolina: por los comentarios que han hecho mis amigos, te podrás hacer una idea de lo que es la novela. Si has leido Tokio Blues y te ha gustado, querrá decir que te gusta el estilo de Murakami. Kafka en la orilla no tiene nada que ver, es más densa, más difícil de seguir, pero el estilo de Murakami, se ve desde la primera línea.
    Un abrazo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  49. Por abraXas Xagrado!!! me acaban de contar lo último de Murakami, la trilogía de 1Q84, y he de confesar que obviamente NO PIENSO LEERLA, ja, ja, ja, ja, ja... por favor, qué repetitivo este hombre...

    SaLu2

    X

    ResponderEliminar
  50. Pues yo ya comprendí por qué se titula "Kafka en la orilla"

    ResponderEliminar
  51. Mariajesusparadela, te aseguro que es un gran comienzo, de una gran novela. Espero, al menos, que te haya gustado.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  52. Para mí, el mejor Murakami hasta ahora, es Tokio Blues. Ëste no me gustó nada, lo leí a duras penas.
    Besitos, un placer haberte encontrado, te sigo porque leo mucho y me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
  53. Veo que llego más que tarde a la discusión sobre esta novela, pero no me resisto a participar en ella. La leí hace ya cuatro años, de modo que no recuerdo bien algunos detalles, pero la lectura de vuestros comentarios me ha refrescado un poco la memoria. Recuerdo que al principio me desconcertó bastante, además era lo primero que leía de Murakami, pero llegó un momento en que me enganchó totalmente. La historia de Kafka me pareció bastante extraña y no despertó demasiado mi interés, pero sí los escenarios en los que se desarrolla que, como dice alguien por aquí, tienen mucho que ver con "El viaje de Chihiro". He de decir que estos mundos oníricos me cautivan (siempre que estén bien construidos, claro, aunque comprendo que las personas a quienes no les atraigan lleguen a detestarlos).

    Por otro lado, el personaje de Nakata me fascinó, y no sé decir exactamente por qué, supongo que por esa inocencia brutal unida a un tipo de lucidez (el hablar con los gatos) que nos está vedada a los "normales".

    También me gustó mucho la relación del título con la música, con esa canción imaginaria que remite al pasado. El personaje del bibliotecario (no recuerdo el nombre) también me impactó por su aparente confusión de identidades sexuales, sin embargo, él lo tenía más que claro. Me remite a esta obsesión que existe sobre todo en los medios de comunicación en catalogar a una persona de esto o de lo otro cuando tal persona tiene claro lo que es hasta tal punto que no necesita darle explicaciones al mundo.

    Respecto al incesto entre Kafka y la señora Saeki, no acabo de encontrar el significado. Supongo que será una reminiscencia de la culpa en el sentido clásico del término (la tragedia griega) y su purgación (catarsis) pero revertida al hombre moderno. Digo, de todos modos, que no termino de ver su papel en el conjunto general de la historia.

    Bueno, a grandes rasgos, he aquí mi opinión. Espero estar atenta a futuras lecturas.

    Saludos.

    ResponderEliminar